Mapeo de las estrategias dirigidas a la lucha contra el despilfarro alimentario en la UE

La Comisión Europea ha publicado un estudio donde se recopilan las medidas normativas y políticas existentes en la UE que afectan la redistribución de alimentos, en el ámbito del desperdicio alimentario, de todos los Estados miembros. El desarrollo de este informe se encuentra englobado dentro del proyecto piloto «Redistribución de alimentos en la UE«.

Según señala la CE, el desperdicio de alimentos es un tema de importancia para la seguridad alimentaria mundial y la buena gobernanza ambiental. Se puede vincular directamente con los impactos ambientales, económicos y sociales. Los impulsores del desperdicio de alimentos son diversos y pueden asociarse con factores técnicos, socioeconómicos e institucionales (legislación y política). El enfoque principal de la prevención del desperdicio de alimentos debe ser actuar en la fuente limitando la generación de excedentes de alimentos en cada etapa de la cadena de suministro de alimentos. Sin embargo, cuando se producen excedentes de alimentos, el mejor destino, que garantiza el uso de mayor valor de los recursos alimenticios comestibles, es redistribuirlos al consumo humano.

Entre las iniciativas relativas al estado español, el documento señala el Plan de actuaciones frente al despilfarro de alimentos en Euskadi (página 258), impulsado desde el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco y dinamizada por Elika Fundazioa.